Folletos y tripticos

 

Nuevo Manual Ilustrado del Pequeño Detenido

* Nadie tiene obligación legal de llevar sus documentos, menos aún un menor de edad. Sin embargo, como la falta de documentos es una excusa habitual para detenerte, tratá de llevarlos.
LO QUE HAY QUE SABER SI TE DETIENEN
Cuando nos enteramos que alguien está detenido, generalmente no sabemos qué hacer. Pensamos en llamar un abogado, pero la hora o la distancia hacen que pase mucho tiempo, y mientras tanto, puede estar siendo golpeado. Hay mucho que podemos hacer, si sabemos algunas cosas sencillas y estamos organizados para defendernos rápido.
* Si te detienen, la policía tiene obligación de dejarte hablar por teléfono con un familiar, un abogado o una persona de tu confianza. También tienen que decirte, a vos y a quien pregunte por vos en la comisaría, si la detención es porque te acusan de un delito, de una falta o contravención, o “para identificar” o “averiguar tus antecedentes”. Claro que sólo cumplen esas obligaciones cuando sienten que no tienen más remedio, porque tienen enfrente alguien que sabe y puede generarles un problema si no lo hacen.
Ellos esperan de nosotros dos actitudes: que temblemos de miedo, o que “bardeemos”. En cualquier de las dos situaciones, su poder crece. Es importante cómo nos paramos frente al policía en la calle o en la comisaría. Tenemos que hablar con firmeza y seguridad, con frases completas, mirando a los ojos, porque así los descolocamos, y ya ganamos terreno.
Leé todo lo que sigue para saber cómo manejarte en cada caso.

PRIMERAS ACCIONES
Lo primero que tenemos que hacer cuando nos enteramos que alguien está detenido es llamar o ir a la comisaría. Si somos varios, mejor. Es muy importante que nos expresemos con seguridad y con las palabras apropiadas. Los policías nos van a mirar muy distinto si ven que hablan con una persona que sabe de qué se trata y a la que no pueden confundir. Tenemos que saber qué preguntar y a quién preguntárselo, y entender lo que nos dicen.
Siempre tenemos que saber antes de ir o llamar el nombre de la persona y si es mayor o menor de 18 años. Si es menor es imprescindible que alguno de los padres o la persona adulta a cargo del chico vaya a la comisaría con la partida de nacimiento.
EN LA COMISARÍA
El primer jefe de la comisaría es el comisario, el segundo y el tercero son dos subcomisarios (administrativo y operativo). Pero el que “maneja” la comisaría es el Jefe de Servicio u Oficial de Servicio, generalmente un oficial inspector o subinspector. Siempre tenemos que pedir que nos atienda él.
El suboficial que nos va a recibir en el mostrador es el Ayudante de Guardia. A él le tenemos que decir que queremos hablar con el oficial de servicio, para conocer la situación de una persona detenida.
La primera pregunta es:
Tenemos información de que fulano está detenido en esta dependencia, ¿me lo puede confirmar, por favor?
Si nos dice que sí, seguimos con ¿cuál es la causa de la detención?
UNA PERSONA PUEDE SER DETENIDA
- por AVERIGUACIÓN DE IDENTIDAD o de ANTECEDENTES (“doble A” o AA”).
- por el CÓDIGO CONTRAVENCIONAL o el CÓDIGO DE FALTAS.
- por un DELITO.
* LOS MENORES DE 18 AÑOS pueden ser detenidos si están cometiendo un delito o por orden judicial, pero no deberían serlo “en averiguación de identidad” o “para identificar”. Claro que igual pasa, entonces, si te detienen “por estar en la calle después de las 22:00″, o porque sí, recordá que:
1- No te deberían esposar, ni llevar en un auto que no se identifique como policial. Si lo hacen, al salir podés denunciarlos.
2-Tampoco te deberían encerrar en un calabozo, ni tenerte junto a mayores de edad, ni quitarte los cordones y/o cinturón, ni hacerte “tocar el pianito”, ni incomunicarte.
3- Lo primero que tiene que hacer el policía que te detuvo al entrar a la comisaría es avisar al Juez de Menores de turno. Preguntá si le dieron intervención. Por una parte, es la mejor manera de asegurarte que lo hagan para “blanquear” tu detención, y por otra, demuestra que sabés cosas que normalmente los pibes no conocen, con lo que se van a cuidar un poco más de prepotearte, por si sos “el hijo de alguien…”.
4- Tenés derecho a llamar de inmediato por teléfono a una persona de confianza.
5- Si te quieren hacer firmar cualquier cosa que no sea clara y no podés negarte, tratá de leerlo para poder informar después de qué se trata.
6- El único que puede revisarte es un médico. Aunque tenga guardapolvo, pedile su matrícula (es como un carnet). Nadie más tiene derecho a hacerte quitar la ropa.
7- Una persona mayor de edad que sea responsable por vos tiene que ir de inmediato a la comisaría, porque el Juez de Menores sólo ordena la “entrega” del menor a los padres o tutores. Si no hay un mayor responsable puede decidir que estás “en situación de abandono o desamparo” y mandarte a un instituto de menores, donde con seguridad vas a estar abandonado y desamparado.
Recordá que no sos Rambo, y que las armas y bastones los tienen ellos. Tomá nota de todo lo que dicen y hacen, mostrá que estás informado, sin ponerte innecesariamente en más riesgo del que ya estás. Confiá en tus amigos y familiares, que estarán confrontando en la sala de guardia.
FAMILIARES DEL MENOR:
Si el detenido es un menor de 18 años, la primera pregunta debe ser: ¿Dieron ya intervención al juez de menores?.
Si contestan que sí, seguimos con ¿Qué dispuso?
Generalmente el juez ordena la entrega a los padres, previo constatar domicilio y visita del médico. Como esto suele demorar, conviene quedarse en la guardia, y cada tanto preguntar si hay noticias del médico. A veces cuando no hay médico llevan el detenido al hospital. El domicilio lo pueden constatar con la persona que se presenta a la comisaría.
Y si nos contestan que no, podemos exigir que lo hagan de inmediato, diciendo: ¿Cómo que no le avisaron al juez de menores? ¿Quiere que vaya a hacer un habeas corpus porque tiene un menor sin intervención judicial?
Las leyes sobre régimen penal de menores nacional y de la provincia los obligan a notificar enseguida al juez de menores. El menor no puede estar en el mismo calabozo que un mayor.
DETENCIÓN POR AVERIGUACIÓN DE ANTECEDENTES
La ley, tanto en provincia como en la Capital, dice, palabras más, palabras menos, que la policía está facultada a detener a alguien “Cuando sea necesario conocer su identidad, en circunstancias que razonablemente lo justifiquen, y se niega a identificarse o no tiene la documentación que la acredita.”
Si tenemos documento, o estamos en la puerta de nuestra casa y podemos entrar a buscarlo, la policía no podría detenernos. Tampoco si no hay “circunstancias que razonablemente lo justifiquen”, que es una forma elegante de decir “sospechoso”. Pero ya sabemos que para la policía sospechosos somos los pobres, los negros, los jóvenes. Así que, con o sin documento, si para ellos estamos en “actitud sospechosa”, nos pueden levantar.
Este tipo de detención sólo puede durar 12 horas en la Provincia de Buenos Aires y 10 horas en Capital. En ese tiempo, la policía tiene que pedir los antecedentes, constatar el domicilio, hacernos ver por un médico, y dejarnos hacer una llamada telefónica. (“Antecedentes”, en este caso, quiere decir “impedimentos”, es decir, sólo importa si tenemos una orden de captura, comparendo o rebeldía dictada por un juez. No importa si hay condenas viejas cumplidas, o causas cerradas sin condena).
No nos pueden poner en el mismo calabozo que detenidos con causa.
Que alguien llegue enseguida a la comisaría en estos casos es fundamental, porque el tiempo se cuenta desde que la policía anota en su libro de detenidos, y a veces lo demoran a propósito. Pero a partir de que alguien pregunta, tienen que “blanquear” la detención.
Que llegue la planilla de antecedentes y venga el médico o lo lleven al hospital es importante para acelerar la salida del detenido, y por eso mismo la policía se demora en hacerlo. Lo que tenemos que hacer es insistir constantemente con que pidan la planilla y que el médico vea al detenido. Cuanto más insistamos, cuanta más gente pregunte por el detenido, se acerque a la comisaría o permanezca afuera apoyando a los familiares o amigos del detenido, más posibilidades hay de que salga rápido y de que no le peguen adentro, o que dejen de pegarle si lo estaban haciendo.
Pasadas las 12 horas en Provincia y 10 horas en Capital, la persona está ilegalmente detenida, hayan llegado los antecedentes o no. Si la persona no es liberada, cualquiera (mayor o menor, pariente o no, con o sin documento) puede interponer un habeas corpus ante el juzgado de garantías de turno (provincia) o de turno para habeas corpus (Capital). Ver al final.
DETENCIÓN POR FALTAS O CONTRAVENCIONES
Las contravenciones son conductas que, sin ser delitos, se castigan como si lo fueran, con penas de multa y arresto.
El que interviene en este caso es el Juzgado de Paz o el Juez Correccional en provincia, y el Fiscal y Juez Contravencional en la Ciudad de Buenos Aires.
En estos casos, las preguntas son: ¿Qué juzgado tomó intervención? ¿Ya hicieron la consulta? ¿Qué instrucciones dio el juez?

EL CÓDIGO DE FALTAS DE LA PROVINCIA
(LEY 8031): Es como los viejos edictos policiales, y no se debería aplicar a menores entre 16 y 18 años. Tiene penas de prisión de hasta 30 días.
1- Si te detienen por una “contravención” o “falta”, ojo con lo que firmás: a veces, sin darte cuenta, ponés la firma en una “declaración indagatoria” que ni leíste, en la que reconocés la falta supuestamente cometida (escándalo, desorden, ebriedad, vagabundeo, etc.). Tenés derecho a llamar un abogado que te asista en la declaración indagatoria. También tenés derecho a negarte a declarar.
2- Cuando te aplican una contravención, interviene el Juez de Paz o el Juez Correccional, según el partido de que se trate. La policía tiene 48 horas para darle intervención, y el juez tiene 4 días para resolver la excarcelación. Durante este tiempo, mientras no se deroguen el código de faltas y este procedimiento arbitrario, no se puede hacer nada para lograr la libertad, salvo presionar al juzgado yendo constantemente a preguntar si ordenó la excarcelación.
3- El mismo juez de paz o correccional es el que dicta sentencia, declarándote culpable o inocente de la contravención. Puede aplicar penas de multa o prisión hasta 90 días. A veces te notifican de la sentencia antes de dejarte ir de la comisaría; otras veces te llega una cédula de notificación a tu casa, o te citan para que vayas a la comisaría a notificarte.
4- Desde el momento en que te notificás de la resolución tenés nada más que 3 días corridos para apelarla, si te condenaron. Si te notificás sin apelar, la sentencia “queda firme”, es decir, consentida (aceptada) y te queda un antecedente.
5- El plazo para apelar es tan corto que no podés perder el tiempo (se cuentan sábados, domingos y feriados). Basta con poner “APELO” antes de la firma, o mandar un telegrama al salir (ver modelo al final).
6- Al apelar la sanción impuesta por el Juzgado Correccional o de Paz, pasa todo a la Cámara Penal que corresponda, donde te van a citar para declarar y defenderte. Si la policía no puede probar que te detuvo legalmente, se revoca la pena y te declara inocente.
7- Es importante apelar las condenas por contravenciones aunque ya estés en libertad. Si quedan firmes se computan en el Registro de Reincidencias y si te vuelven a detener en el lapso de 6 meses sos “reincidente” y las penas son mayores. Además, en la mayoría de los casos, las Cámaras están demasiado ocupadas con las causas criminales (robos, homicidios, etc.) y “cajonean” los expediente contravencionales. Si pasa un año desde la detención sin que la Cámara se ocupe del asunto, la pena prescribe, es decir que queda sin efecto como si te hubieran absuelto.
CÓMO APELAR
Puede mandarse por telegrama o llevarse personalmente a la Cámara. Si al salir de la comisaría no te dieron el número de causa, poné solamente la fecha de la detención y la comisaría:
Excma. Cámara: FULANO DE TAL, DNI Nº………, por sí y con domicilio real en ………… ……., en la causa contravencional nº ………… iniciada el día ………. a las ….hs., ante la Cría. nº ….. de la localidad de ………., vengo por el presente a APELAR la resolución dictada. Proveer Conforme, Será Justicia.


EL CÓDIGO CONTRAVENCIONAL DE LA CIUDAD
: Desde 1998 reemplaza a los viejos edictos policiales. En algunos casos –cada vez menos, con las sucesivas reformas- no te detienen y te llevan a la comisaría, sino que la policía labra un acta en el lugar, donde dice qué te imputan, y que te tenés que presentar dentro de los cinco días ante el fiscal de turno. Casi siempre, en cambio, te llevan a la comisaría para hacer el acta, supuestamente “demorado”, no “detenido” (aunque no hay ninguna diferencia, estás privado de tu libertad), o con el argumento de que “intimado a hacerlo, no cesaste la contravención”. Hay un defensor oficial de turno al que podés pedir que llamen las 24 horas. En las comisarías tienen el teléfono del defensor oficial de turno y te tienen que comunicar. Si no lo hacen, al salir tenés que ir a la fiscalía que intervino (eso sí te lo informan, porque está en el acta que te dan) y denunciarlo. Cuando te presentás ante el fiscal podés pedir que te represente el defensor de oficio o llevar un abogado particular.
DETENCIÓN POR UN DELITO (O “CON CAUSA”)
Si te acusan de un delito (robo, tenencia de drogas, resistencia a la autoridad o lo que sea), hay un juez (generalmente en la ciudad de Buenos Aires) o un fiscal (generalmente en la provincia de Buenos Aires) que intervienen enseguida. Aunque ellos hayan ordenado tu incomunicación (la policía no puede incomunicarte sin orden judicial), igual tienen obligación de informarte a vos y de informar a quien se acerque a la comisaría los siguientes datos:
1- Qué delito te imputan.
2- A disposición de qué juez o fiscal estás.
3- Qué instrucciones dieron el juzgado o la fiscalía a la comisaría (verificar domicilio, antecedentes, si se ordenó la soltura o si te llevan al día siguiente para prestar declaración indagatoria).
Como suelen contestar que todavía “no tienen instrucciones” o que “tienen que concurrir en nueva consulta”, hay que insistir cada tanto hasta que te lo digan.
En cualquier caso de detención porque te acusan de haber cometido un delito, necesitás un abogado, que puede ser el funcionario público llamado Defensor Oficial o un abogado particular que proponga tu familia. Si el juez ordena el traslado para indagarte, de inmediato tu familia o amigos tienen que ir al juzgado y averiguar qué defensor oficial está de turno e ir a verlo antes de la audiencia (para que no se olvide de estar presente). Si te liberan sin llevarte a tribunales para que declares, no te olvides del asunto. Ni bien puedas acercate al juzgado o fiscalía, averiguá quién es tu defensor oficial y andá a verlo. A veces pasa que mucho tiempo después (meses y hasta años) te enterás de la peor manera que te procesaron, o peor, que te llevan a juicio. Y si no estás en contacto con el tribunal o te mudaste, te pueden librar una captura.
Si la persona queda detenida, un familiar tiene que presentarse en el despacho del defensor oficial para darle todos los elementos que sirvan para la defensa y tratar que pida la excarcelación. Suele ser difícil que nos atiendan de entrada, por eso hay que ir temprano e insistir. El horario de tribunales es de 7:30 a 13:30.
¿QUÉ HACEMOS SI NOS DICEN QUE LA PERSONA NO ESTA DETENIDA, O NO NOS DICEN LA CAUSA DE LA DETENCIÓN?
Si sabemos que una persona fue detenida, pero en la comisaría nos niegan información o dicen que ellos no lo tienen, tenemos que presentar URGENTE un HABEAS CORPUS.
En cada lugar donde hay tribunales hay un juzgado de turno para Habeas Corpus, no importa la hora del día o de la noche.
El que presenta el recurso no necesita tener documentos, ni ser pariente del detenido. Tampoco hace falta hacerlo por escrito, ni se necesita un abogado. CUALQUIERA, MAYOR O MENOR, PUEDE HACER UN HABEAS CORPUS SI CREE QUE ALGUIEN ESTA ILEGALMENTE DETENIDO.
El juez tiene que comunicarse con todas las comisarías (o con la que vos le digas) hasta encontrarlo, saber porqué lo detuvieron, y te lo tiene que informar. Si la detención es técnicamente ilegal, tiene que ordenar la libertad.
En todos los casos, si durante la detención o en la comisaría le pegaron al detenido, al salir hay que llevarlo a un hospital y hacerlo revisar bien. La constancia que queda en el libro de guardia sirve para probar la fecha y hora de la revisación y las lesiones que tenía. No hace falta decirle al médico que fue la policía la que te pegó (a veces, los médicos parecen policías). Lo importante es que se consigne la fecha y hora de la consulta, y la descripción de las lesiones.
Después de ir al hospital, se pueden denunciar las torturas DIRECTAMENTE A LA JUSTICIA. La denuncia judicial se hace en forma oral, y no hace falta ir con abogado.
En la ciudad de Buenos Aires, las denuncias se presentan ante la Cámara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional, Viamonte 1153, planta baja, de 7:30 a 13:30. Basta con llevar tu documento, la fecha y la comisaría interviniente. En la provincia de Buenos Aires tenés que ir a la fiscalía de turno (”UFI”: Unidad Funcional de Instrucción) del departamento judicial que corresponda, en el mismo horario.
Todas estas técnicas ayudan para acelerar la soltura y aliviar la situación del detenido. No es lo mismo estar solo en manos de la policía que saber que alguien está afuera marcando presencia, haciendo preguntas y mostrando que la persona presa tiene quién se preocupe y moleste.
No son una solución de fondo, pero en el caso concreto ayudan. Muchas veces, a la larga, cuando una comisaría ve que en lugar de lograr que la gente les tenga miedo, aparecen para defender al detenido, y saben qué hacer, se preocupan y aflojan la presión en el barrio.
Mostrarles que no les tenemos miedo, que sabemos qué derechos tenemos y cómo exigir que los respeten, les mete miedo a ellos, porque a nada temen más que a los pobres organizados y conscientes.
Desde 1996 la CORREPI y los familiares de víctimas de la represión policial recopilamos la información disponible respecto de personas muertas por las fuerzas de seguridad del Estado desde 1983. En 2009 la cantidad de muertes supera los 2.800, de los cuales 1.200 fueron asesinados en los últimos 5 años, a un promedio casi uno por día en el último año. Casi todos los casos ocurridos en comisarías corresponden a DETENCIONES ARBITRARIAS, es decir detenciones por averiguación de antecedentes, faltas o contravenciones. Buena parte de los casos registrados corresponden a la muerte ocurrida en ocasión de la aplicación de tormentos, pero menos de una docena han tenido condena por el delito de tortura seguida de muerte en la Argentina desde 1983 (casos Bouchón de San Nicolás, Sargiotti de Córdoba, Figueredo de Santa Fe, Pazos de Río Negro, Durán, Campos y Bru de la Pcia. de Buenos Aires, De Monty en la Ciudad de Buenos Aires).

fuente http://correpi.lahaine.org/?p=19
Tomado de
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

DONA UN MINUTO DE TU TIEMPO, DONÁ VIDA!
18 DE OCTUBRE DE 2012-FUCA





La presente imágen ilustra una propuesta personal que sintetiza años de trabajo en suituaciones de violencia familiar y la rticulación de la misma con la justicia.
Lic.Mariana Laura Merini


FOLLETO DE LA INICIATIVA DE LA CARTA A LA TIERRA
 
http://plataforma.cep-marbellacoin.org/moodle/file.php/166/folleto.pdf
 
Socialización por género: los juegos
 
materiales primaria
 
Objetivos:


- Revistas
- Grabaciones de anuncios de televisión o radio
- Periódicos
- Rotafolio, pizarra, o papel continuo
Producto que anuncia:
¿A quién va dirigido?
¿Qué personajes aparecen, cómo van vestidos?
¿Cuál es el mensaje que transmite?
Si no se viera la marca, ¿Qué parecería que vende el anuncio?
Otros comentarios…
materiales
Actividades


B. Desarrollo
A. Preparación

• Introducción sobre el papel de los medios de comunicación como uno de los reproductores de estereotipos.
• Alumnos y alumnas habrán de buscar anuncios en casa, observando los medios que allí se utilicen. Rellenarán
el siguiente cuadro que se les puede dictar:
Socialización por género: los juegos
sigue...

• Analizar los procedimientos de reproducción de estereotipos para ver cómo se socializa en función del
género.
• Descubrir los mensajes de género que transmiten los medios de comunicación.
• Poner al descubierto las técnicas que utiliza la publicidad para hacer los productos atractivos.
• Asumir una actitud crítica ante la selección de los productos que consumen reconociendo el valor de
priorizar en ellos valores educativos y medioambientales.
• Llevar a clase y poner en común las respuestas a las fichas.
• Seleccionar los productos dirigidos a ellos y ellas en dos columnas (una para los productos orientados a
chicas y otra para los orientados a chicos) en un rotafolio, pizarra o papel continuo utilizando dibujos,
recortes de prensa, palabras, fotos.
• Hacerse preguntas sobre qué tipo de productos son (juegos, comida, revistas, ropa, electrónica); de qué tipo
de materiales están hechos; la necesidad de electricidad o pilas; el número de jugadores (caso de ser un
juego), la procedencia.
• Comentar las siguientes preguntas: ¿Tienes esos productos que anuncian o te gustaría tenerlos? ¿Son cosas
necesarias? ¿Qué harían con este producto en un país empobrecido?
• Hacer una lista de criterios ambientales y otra de criterios educativos (material del que está hecho, procedencia
[países donde no hay garantía de condiciones laborales ni de respeto al medio ambiente…], necesidad de
pilas o electricidad, facilidad de limpieza, número de jugadores, participación activa del niño o la niña,
desarrollo de su creatividad, posibilidad de interactuar con otros…)
• Diseñar un anuncio siguiendo estos criterios (podéis utilizar cualquier medio), puede ser un producto real
o inventado y también se puede proponer desarrollar una idea, lanzar un mensaje, etc.
Análisis, reflexión final y búsqueda de soluciones
Comentar cómo nos afectan los mensajes que nos llegan desde los medios de comunicación. Reflexionar
sobre la necesidad de ser críticos y no dejarnos influenciar. Proponerles participar en iniciativas contra
determinados tipos de publicidad como la sexista:
www.mtas.es/mujer/servicios/telefonos_900/denuncia.htm
(observatorio de la publicidad sexista del Instituto de la Mujer)
Observaciones
Se puede ampliar la reflexión sobre cómo somos socializados por género a través del lenguaje, los cuentos,
el teatro, las canciones.

Tiempo aproximado:
50 minutos.
dos
Socialización por género: los juegos
tres
 materialesprimaria
Los roles sociales son las funciones que desempeña
una persona y las tareas que realiza o se le asignan
en un grupo o sociedad determinada.
Las tareas que derivan de un rol social pueden ser
realizadas indistintamente por hombres o por mujeres,
aunque habitualmente se asignan las tareas a unos
y otras limitando la libre elección.
Con frecuencia, los roles femeninos están relacionados
con el ámbito de lo privado, no se visibilizan ni, por
tanto, se valoran (limpiar el hogar, cuidar a los hijos
e hijas…). Los masculinos se relacionan con el ámbito
público, el trabajo fuera del hogar (aportar dinero
a la familia, prestigio profesional…) y son más
valorados por la sociedad en general.
El ámbito donde más se aprenden y refuerzan los
roles es la familia. De ahí la importancia de las
tareas que se desempeñan en este espacio y que las
llamamos roles familiares.
Roles familiares
y sociales
• Valorar la igualdad.
• Reconocer el valor de la libertad de
elección en tareas relacionadas con
actividades dirigidas a la
participación social.
• Darse cuenta de la importancia de
realizar aquellas funciones que son
necesarias para el funcionamiento
del grupo o familia con independencia
del sexo.
• Identificar la asignación de roles en
el ámbito personal/familiar y en el
ámbito social.
• Asumir un cambio personal en la
asunción y adjudicación de roles.
OBJETIVOS:
1. Motivación sobre roles familiares y sociales
Roles familiares y sociales
Descripción de la dinámica:
Para facilitar un primer acercamiento a los contenidos desde una perspectiva que no sea solo intelectual,
proponemos esta actividad dinámica con la que, si se dispone de espacio, se pueda expresar con el cuerpo y
así favorecer la interiorización de los contenidos y la expresión de las emociones.
• Preparar una sala diáfana, el lector de CD’s y la música. A los alumnos/as les resultará más cómodo si se
les avisa de que vengan con chándal o ropa cómoda y se descalzan y/o van con calcetines
• Se puede presentar brevemente la dinámica indicando que se van a trabajar temas relacionados con la
empatía, la tolerancia, el respeto hacia los/as demás, la riqueza que reside en la diversidad.
- Con música dinámica se pueden hacer sombras, por parejas uno detrás de otro/a. Quien está delante
comienza a moverse lentamente de forma que el de detrás pueda imitarle sin dificultad como si de su
sombra se tratara. Después se intercambian los papeles.
- Se puede hacer “eco corporal”, en círculo, una/o realiza una secuencia de movimientos (3 ó 4 movimientos
enlazados) lo bastante despacio para que los demás miembros del grupo se fijen y puedan repetirlo
después, todos simultáneamente menos el que lo mostró, lo más parecido posible. Se trata de un eco,
pues el mensaje es devuelto por el grupo que repite los movimientos. A continuación, la persona de su
derecha realiza otra secuencia, etc. Pueden realizarse con o sin sonido.
- Cuando el grupo ya está motivado y ha “entrado” en la actividad puede hacerse el ejercicio anterior a
modo de discoteca, con música disco enérgica. Cada una combina 2, 3 ó 4 movimientos que repite al
ritmo de la música. El resto le imita. Tras repetirlo 3 ó 4 veces, a la voz de “¡CAMBIO!”, la persona que
está a su derecha inventa un nuevo paso que repite todo el grupo. Y así sucesivamente hasta terminar
la ronda.
- Si no se dispone de espacio para desplazarse por el espacio, se puede simplificar la dinámica imitando
gestos. Por ejemplo, por parejas, sentados/as uno/a frente a otro/a, uno/a gesticula componiendo muecas,
a cual más horrorosa, mientras la otra persona le imita, alternándose. También puede actuarse frente
al grupo, expresando sentimientos de forma que el compañero/a le “asista”. Por ejemplo si expresa
cansancio, le acerca una silla, si expresa tristeza, le pone la mano en el hombro etc.
- Hay toda una gama de ejercicios que pueden hacerse a modo de “espejo”. Puede ayudarles tener música
de fondo, sea dinámica o relajante, para desinhibirles. El espejo propiamente dicho se hace en parejas,
con movimientos lentos mientras otro u otra imita, luego se cambia. Puede hacerse dejando un tiempo
para que ambos se observen: como van vestidos, la postura, el gesto, si le vemos alegre, cansado… Luego
una persona queda inmóvil mientras otra le copia, no el movimiento, sino el gesto general, su postura,
estado de ánimo… Luego se cambia. Cuando ya se ha practicado un rato puede que ambos partan de
una misma postura y a partir de ella se vayan moviendo lentamente e imitándose pero sin previo acuerdo
de quien empieza.
Objetivos:
• Acercarse a los contenidos sobre roles sociales de un modo vital, no racional.
• Tomar conciencia de los sentimientos que generan los roles que tienen que ver con la imitación, la repetición,
la iniciativa, el liderazgo, la identidad...
• Ser capaces de descubrir, expresar y compartir sentimientos.
• Reflexionar y sacar conclusiones en relación con el desempeño de los roles familiares y sociales en función
del sexo.
Tiempo aproximado:
50 minutos.
Materiales:
- Reproductor de música
- Música (en general es recomendable música instrumental o
en que la letra no distraiga. Las distintas acciones requieren
diferentes músicas. Puede ser útil disponer de al menos tres
estilos: por ejemplo: músicas del mundo, instrumentalcontemporánea
y disco)
- No todas las acciones han de ser de imitación. Tras un rato imitando se les puede invitar a que elijan una acción
a realizar (lavarse la cara, hacer una tortilla, vestirse, hacer gimnasia…), que la hagan de forma natural. A
continuación el profesor o profesora va dando instrucciones y los alumnos y alumnas repiten la acción bien
haciéndole caso o bien haciendo lo contrario. Puede pedírseles que sonrían, vayan a cámara rápida, ocupen
el mínimo espacio posible, sean delicados, lo hagan saltando, con enfado…
materialesprimaria tresRoles familiares y
Análisis, reflexión final y búsqueda de soluciones
Tanto si hacen alguno, varios o todos los ejercicios propuestos, es fundamental llevar a cabo una puesta en común.
En ella es importante que se aborden tres líneas:
- Compartir sentimientos: qué les cuesta: liderar o imitar, qué les gusta más, si les da vergüenza, si es más fácil o
más difícil cuando lo hacen solos, cuando cada uno hace algo, cuándo lo hacen a la vez, si se enfadan, si se llevan
la contraria. Establecer semejanzas y diferencias con su vida: si sienten timidez, si más bien son extrovertidos,
si son capaces de decir que no, de decir que sí, de marcar su identidad, de destacar y/o disentir en el grupo, de
adaptarse al resto, de ceder y de no hacerlo…
- Compartir ideas y opiniones sobre los contenidos que se tratan en este bloque: quién ejerce los roles sociales,
quién asume qué funciones en nuestro entorno, cómo, cuándo y a quién es preciso obedecer; cuándo desobedecer;
quién imita, quién lidera...; qué roles femeninos y masculinos descubren…
- Presentar los contenidos que queremos trabajar, explicando aquellos que no se hayan tratado en la puesta en
común o que se hayan abordado de forma incorrecta: roles y tareas, la libertad de elección de tareas, la igualdad,
la equidad, la importancia de realizar las funciones que son necesarias para la marcha del grupo o familia y que
se realicen por todo el grupo sin que se asignen por el sexo de cada cual.
Observaciones
Lo importante en esta actividad es generar un espacio en que los alumnos y alumnas se expresen gestual y
corporalmente en relación con la imitación, la repetición, la iniciativa, el liderazgo, la identidad... Esto es importante
para que el aprendizaje no sea reflexivo y mental, sino significativo. Pero también, en un segundo momento, es
importante reflexionar y formular los sentimientos que hayan surgido, así como obtener conclusiones genéricas
superando la individualidad. De este modo se quiere capacitar al alumnado para que expresen sus sentimientos
pero también para que puedan detectarlos y decidir, libremente, en qué momentos se dejan llevar por ellos y en
cuáles no.
2. EL REPORTAJE
Materiales:
- Reproductor de música.
- Música.
- Lista de cuestiones para hacer el reportaje (Anexo XIII).
- Ficha “Cada oveja con su pareja” (Anexo XIV) y “¿Quién soy?
(Anexo XV).
Objetivos:
• Hacerse conscientes de los roles que asignamos a hombres y mujeres.
• Darse cuenta de las limitaciones que esta asignación supone.
• Valorar el trabajo doméstico y a quien lo realiza.
• Asumir la necesidad de un cambio personal en la asunción y adjudicación de roles.
• Sentirse libres y sin condicionamientos, como chicos o como chicas, en las elecciones que hagan en su vida.
Descripción de la dinámica:
• Con anterioridad se explica al alumnado que tendrán que realizar una investigación para hacer UN REPORTAJE,
como si fueran periodistas, sobre lo que sucede en distintos ámbitos de su vida: en su casa, en los medios
de comunicación, en la calle… en relación con el desempeño de roles familiares y sociales. Se les dicta la
información de la ficha (Anexo XII) para que rellenen el cuestionario antes de la sesión.
• Para comenzar, trabajaremos las fichas “Cada oveja con su pareja“y “¿Quién soy?” (Anexo XIV y XV).
sigue...
Tiempo aproximado:
50 minutos.
Actividades
1. Motivación sobre roles familiares y sociales
Actividades
21
tres
Roles familiares y sociales
Análisis, reflexión final y búsqueda de soluciones
Para el debate se proponen las pautas que se sugieren a continuación:
- Caer en la cuenta del valor del trabajo doméstico reconociendo a la persona que lo realiza
- Compartir lo que han observado en relación con la asignación de roles a mujeres y hombres dentro y fuera
del núcleo familiar
- Revisar con el grupo sus propios prejuicios al respecto
- Reflexionar sobre las limitaciones que produce la asignación de funciones y tareas por sexo.
- Reflexionar sobre la necesidad de que hombres y mujeres tengan las mismas oportunidades
- Dialogar sobre la importancia de romper a nivel personal con los roles estereotipados
- Ser conscientes de la importancia del cambio personal en el cambio social
El trabajo doméstico es imprescindible para el sostenimiento de la vida. Reconocerle su valor para el
mantenimiento y bienestar de las personas, valorando a quien lo realiza es fundamental. También lo es aceptar
la necesidad de que sea un trabajo repartido y no determinado en función del sexo.
Trataremos de conseguir que no se sientan tan condicionados por determinados roles, tareas, funciones, por
el hecho de ser chicas o chicos.
3. VAMOS A SER
Materiales:
- Un rollo de papel continuo.
- Cartulinas de colores.
- Rotuladores.
Objetivos:
• Hacerse conscientes de los roles que asignamos a hombres y mujeres.
• Darse cuenta de las limitaciones que esta asignación supone.
• Valorar el trabajo doméstico y a quien lo realiza.
• Asumir la necesidad de un cambio personal en la asunción y adjudicación de roles.
• Sentirse libres y sin condicionamientos, como chicos o como chicas, en las elecciones que hagan en su vida.
Descripción de la dinámica:
• Descubrir los juicios previos que tenemos cuando pensamos en determinados oficios o profesiones.
• Ser conscientes de la importancia del lenguaje como vehículo de comunicación que permite la igualdad,
la visibilidad de las diferencias.
• Apropiarse de las distintas formas del lenguaje que permite una relación de equidad y justicia entre todas
y todos.
• Tomar conciencia de hasta qué punto asignamos inconscientemente los roles profesionales según el sexo
y hablamos en masculino, incluso habiendo trabajado la cuestión en las dinámicas anteriores.
• En tarjetas o papeles se escriben distintas profesiones, pero se escriben en masculino o femenino al contrario
que la asignación de roles tradicional. Aquí aparece una muestra, podéis añadir aquellas que os parezcan
apropiadas según el grupo:
Médica Pintor Mecánica de coches Camionera Escritora Maestro
Amo de casa Secretario Minera Enfermero Fontanera Bibliotecario
sigue...
Tiempo aproximado:
50 minutos.
• Una vez realizadas las fichas, se analizará brevemente por qué han adjudicado determinadas profesiones
o tareas a mujeres y otras a hombres.
• Comentados los resultados de las fichas, se pondrá en común el reportaje que hayan realizado sobre “¿Qué
hace cada un@ en un día de su vida?”
Actividades
• Se organizan grupos de tres personas. A cada grupo se le da una tarjeta con las diferentes profesiones.
Cada cual ha de representar para el resto de la clase la profesión u oficio que le ha tocado, teniendo en
cuenta los siguientes mensajes:
- No se puede hablar.
- Pueden representar el oficio utilizando la mímica, el teatro… y cualquier utensilio u objeto que encuentren
a su disposición en la clase.
- Se valora el trabajo en equipo de todas y todos los integrantes que han colaborado en el trabajo.
• A cada grupo de niñas y niños se les dejan 3 minutos para que preparen su representación al resto. Una
vez representada, el gran grupo debe adivinar de qué oficio se trata.
• El o la docente apunta en la pizarra todas las respuestas que se den, sean o no la correcta. Ésta la pondrá
en mayúsculas para distinguirla.
• Cuando todos los oficios han sido representados y adivinados, se pone en común sacando conclusiones
sobre las respuestas que se han ido dando y el lenguaje que en ellas se ha usado.
Observaciones
Un ejercicio que se puede introducir en el grupo es el de observar durante un tiempo fuera del aula (el que
estime oportuno el profesor/a: una tarde, un recreo, una excursión…) que tipo de lenguaje utilizan y que
cuestiones habría que cambiar para visibilizar y reconocer la variedad de nuestro entorno; para facilitar un
espacio, también en lo lingüístico, donde todos y todas estemos presentes.
Análisis, reflexión final y búsqueda de soluciones
Al tiempo se abordan las siguientes cuestiones, que se pueden ir anotando junto a cada profesión.
- ¿Quién realiza mayoritariamente este trabajo? ¿Hombres, mujeres, o indistintamente?
- ¿Este trabajo lo pueden desarrollar personas de otro sexo?
- ¿Nos cuesta pensar que este trabajo lo realizan otras personas? ¿Por qué?
- Nombramos a las distintas profesiones según las personas que lo realizan, médicas y médicos, maestras y
maestros, etcétera.
- ¿Que conclusiones se sacan de todo el ejercicio?
Esta última dinámica complementa las anteriores, reforzando la idea de que cuando el tiempo apremia y
surge el inconsciente acudimos a aquello que siempre se ha utilizado de la misma manera y se nos escapa,
entonces, un lenguaje sexista. Así, lo podemos observar en numerosos medios de comunicación, las
conversaciones cotidianas, etc.
tres
Roles familiares y sociales
3. VAMOS A SER
cuatro
23
El término “Derechos Humanos” (DD.HH.) encierra
una serie de exigencias y pretensiones ético-jurídicas
y políticas, que las personas se han ido otorgando
a través de la historia para proteger la dignidad del
ser humano frente a aquellas formas de poder social
que la niegan o que la ponen en peligro.
Entre los derechos que recoge la Declaración Universal
de los Derechos Humanos está el derecho a
identificarse con una cultura y unas costumbres y
a que éstas sean reconocidas y respetadas por otros
grupos (Articulo 18). Así como el derecho que toda
persona tiene a reconocerse siendo hombre o mujer,
con una ideología, una religión...etc. En definitiva
el derecho a reconocer la diversidad.
El concepto de Igualdad está plenamente reconocido
en los DD.HH. pero hay que reconocer que ese
concepto de igualdad no es, necesariamente, el
contrapunto de la Diversidad. Igualdad no significa
homogeneidad y por lo tanto la Diversidad es un
complemento de la Igualdad. No sólo los otros son
diferentes; nosotros también. Tenemos que empezar
a reconocernos diferentes unos de otros o lo que es
lo mismo, singulares. La Diversidad, tanto personal
como cultural, es consustancial a la existencia
humana y un factor de evidente enriquecimiento.
Es necesario partir de este reconocimiento pleno
sobre la Diversidad porque es la base de las sociedades
democráticas, incluyentes y respetuosas, y por lo
tanto hay que crear las condiciones necesarias.
Derechos Humanos
• Conocer el origen de los DD.HH., su
historia, implantación y desarrollo
actual.
• Reconocer la Diversidad como
derecho tanto personal como social
que refuerza la identidad de las
personas y de los pueblos.
OBJETIVOS:
Los DD.HH. no sólo han de ser contemplados como
derechos que se nos reconocen, sino también como
derechos inherentes a la propia condición humana
y que, por lo tanto, hemos de reconocer en los
demás. Esto nos obliga a comprometernos y vigilar
el cumplimiento de ellos tanto para nosotros mismos
como para los demás.
También educar en la Diversidad supone reconocer
y dar las mismas oportunidades a las niñas y a los
niños para que establezcan las bases de unas
relaciones de igualdad en la responsabilidad, de
igualdad de derechos en las elecciones personales...
Educar en la Diversidad es apreciar y reconocer las
diferencias individuales que cada uno tenemos y
saber valorarlas como complemento de un todo. Es
no clasificar estas peculiaridades en mejores o peores,
es no querer hacer a los demás a imagen y semejanza
nuestra.
un viaje de
ida y vuelta
Actividades
 materialesprimaria cuatroDerechos Humanos
Tiempo aproximado:
45 minutos.
1. RESPETAMOS LAS DIFERENCIAS
Materiales:
- Anexo XVI
Objetivos:
• Descubrir la diversidad en el grupo a través de las diferentes concepciones que se tienen sobre un tema.
• Comprobar que la diversidad de ideas enriquece, matiza y completa la visión de las cosas.
• Reconocer los componentes y las consecuencias de la tolerancia.
• Valorar la tolerancia como principio.
2. ADIVINA, ADIVINANZA
Materiales:
- Anexo XVII
Objetivos:
• Descubrir de forma lúdica cómo el lenguaje no es neutro y condiciona nuestra percepción de la realidad.
Tiempo aproximado:
35 minutos.
Descripción de la dinámica:
• Se puede avisar previamente a los alumnos, uno o dos días, indicándoles que vamos a hablar sobre DD.HH.,
en concreto sobre el derecho a la diversidad y que vayan buscando información sobre ello. También se
puede hacer una lluvia de ideas sobre el significado de la palabra “tolerancia”.
• Iniciamos la sesión dedicando unos minutos a comentar sobre el conocimiento que tienen respecto a los
DD. HH. Recomendamos una introducción sobre el tema para dar a conocer la historia y desarrollo de los
DD.HH .
• La persona que dirige la actividad lee en voz alta el texto sobre la tolerancia sin dar paso a comentarios.
• Se forman parejas y se les entrega una hoja con el texto sobre la tolerancia y se les pide que comenten:
- Primero, si ellos creen que son tolerantes
- Segundo, que indiquen con qué términos de los que aparecen en el texto están de acuerdo y con cuáles
no.
• Después de la puesta en común de cada pareja se vuelven a formar grupos pero ahora de cuatro alumnos,
que deben:
- Escribir cinco acciones que demuestren, al menos teóricamente, que una persona es tolerante.
• Por último se les puede indicar a los alumnos que, de forma individual, escriban alguna acción personal
que confirme su tolerancia.
Observaciones
Hemos de tener en cuenta que si trabajamos la tolerancia tendremos que respetar y no juzgar las opiniones
diversas que la dinámica puede propiciar, incluso aquellas que, desde nuestro punto de vista, sean “correctas”.
Análisis, reflexión final y búsqueda de soluciones
Se pueden establecer como conclusión algunas frases que salgan del grupo y que se podrá exponer en el
tablón de clase. Os proponemos una: “Ser tolerante es aceptar lo diferente, valorarlo, incorporarlo si es posible.
Pero también tener sentido crítico para combatir todo aquello que atente contra la dignidad de la persona”.
Descripción de la dinámica:
• Para preparar de alguna manera el trabajo posterior sobre la diversidad y el derecho a ser diferentes, se
puede empezar con este juego en el que los alumnos y alumnas tendrán que adivinar estos dos acertijos.
Podemos trabajarlo por grupos. Cuando hayan acertado se les pedirá que expliquen cómo han llegado al
resultado final y qué moraleja creen que encierran.
sigue...
ActividadesDerechos Humanos
• Iniciamos la sesión indicándoles a los alumnos que tienen que adivinar estos dos acertijos.
• Se divide la clase en cuatro grupos y a cada grupo se le da uno de los acertijos. Se les dice que tienen que
averiguar la solución y argumentar el porqué.
• Se ponen en común los trabajos.
Análisis, reflexión final y búsqueda de soluciones
Durante los últimos años la escuela ha sufrido muchos cambios que han modificado su función y su papel
en nuestra sociedad. Aún así continua siendo transmisora de valores, hábitos y costumbres. Es donde los
niños y niñas van adquiriendo las maneras de actuar, de pensar y de sentir. Si nos detenemos a mirar algunas
de las situaciones más cotidianas podemos darnos cuenta de que las discriminaciones sexistas existen y
pueden observarse en diferentes elementos de nuestras vidas. Por eso a través de está dinámica lo que hemos
pretendido es hacer visible como a través del lenguaje se consigue perpetuar esa visión de la realidad que
entendemos discriminatoria.
3. PERSONAJES ADMIRADOS
Objetivos:
• Analizar los diferentes componentes o situaciones que hacen llegar a la fama a un hombre o a una mujer.
Observaciones
Como trabajo final sugerimos que en otro momento el profesor o profesora proponga al alumnado que
investigue a través de Internet, libros u otros medios, mujeres que en la actualidad o en el pasado, hayan
destacado en diferentes campos: científicos, artísticos, religiosos, políticos, de opinión, etcétera.
Análisis, reflexión final y búsqueda de soluciones
Puesta en común respondiendo a las siguientes preguntas:
- Qué criterios hemos utilizado para hacer la lista de mujeres célebres y qué criterios hemos utilizado para
la lista de los hombres.
- ¿Qué cosas llevan a una mujer a la fama? ¿Y al hombre?
- ¿Cuáles de estas características están más valoradas en la sociedad?
- ¿condiciona su valoración el hecho de que sean hombres o mujeres? Si es así, ¿te parece justo?
Trabajar esta dinámica concreta sobre género, supone trabajar el derecho a la diversidad y a la igualdad de
oportunidades. Conocer más exhaustivamente la situación general de las mujeres en el mundo es una forma
de sensibilizar, de reconocer que hay que seguir trabajando en este campo para llegar a unas relaciones justas
entre hombres y mujeres.
Descripción de la dinámica:
• Se les puede pedir unos días antes que traigan fotos y recortes que hablen de mujeres y hombres que la
gente admire por alguna razón.
• Se hacen grupos de cuatro o cinco alumnos y se les pide que hagan dos listas. En una deben escribir cuatro
o cinco mujeres célebres y en la otra el mismo número de hombres célebres.
Materiales:
- Fotos o recortes de periódicos.
Tiempo aproximado:
40 minutos.
4. JUGAMOS AL CORRALILLO
Derechos Humanos
Objetivos:
• Observarnos cómo actuamos según los distintos papeles que nos toca representar.
• Analizar los porqués de los distintos comportamientos humanos.
• Valorar la diversidad.
• Reconocer al otro independientemente de su cultura, su sexo, su etnia.
Descripción de la dinámica:
• Explicamos al grupo que lo vamos a dividir en subgrupos:
- Grupo de los lobos: 6 personas
- Grupo de las vallas: formado por 10 personas que harán de corral. Para ello se tienen que unir las manos
formando un círculo amplio.
- Grupo de las ovejas: habrá 12 personas, ellas representarán las ovejas.
- Grupo de observación: este grupo es opcional, depende del tipo de niñas y niños, su grado de madurez,
de observación, de autonomía. Su consigna es escuchar y observar los movimientos que hacen los distintos
grupos, lo pueden anotar en una libreta, pues tendrán la oportunidad de poderlo comunicar al resto. Para
ello se colocarán en las esquinas de la clase.
- Nota: el número de cada grupo se puede variar según la clase.
• Una vez divididos los grupos, pasamos a comentar a cada uno quienes son y cual es su cometido.
• El grupo de los lobos han de intentar pasar por el círculo del corral, lo pueden hacer de aquellas maneras
que a los lobos se les ocurra; solamente no está permitido utilizar formas agresivas, quien lo haga queda
eliminado.
• En el grupo del corral han de permanecer muy agarrados bien por los brazos o por las piernas de tal manera
que no dejen hueco libre para que pasen los lobos. Su misión es proteger a las ovejas.
• El grupo de las ovejas estarán disfrutando de su corral, buscan oportunidades para encontrar hierba fresca
y agua, y así poder satisfacer sus necesidades básicas…
• A cada grupo junto con la misión que han de cumplir les daremos una consigna, que sólo puede escuchar
el grupo al que va dirigido.
• A la mitad de los lobos les daremos dos tipos de consignas distintas, a unos les diremos que son los más
importantes, fuertes y poderosos, nadie como ellos para sacar su valentía y su poder, no hay obstáculo que
no puedan salvar, mientras que a los otros lobos comentaremos su fuerza pero añadiremos que la valla es
muy consistente y no merece la pena esforzarse, mejor utilizar el tiempo en otras actividades.
• A una parte de las ovejas le señalaremos como un grupo débil, indefenso, que no saben protegerse, y al
otro grupo de ovejas destacaremos su valentía, su habilidad para asociarse y defenderse en común.
• El grupo de las vallas valoran las condiciones en que se está desarrollando la escena y actúan en consecuencia,
cumplen fielmente su mandato, protegiendo al grupo más indefenso, así desarrollan su cometido.
Materiales:
- Un espacio para poder realizar el ejercicio, por ejemplo el
gimnasio. Otra opción es acomodar la clase.
Tiempo aproximado:
45 minutos.
Análisis, reflexión final y búsqueda de soluciones
Una vez que cada participante de los grupos tiene su consigna clara se realiza el juego. A continuación,
hacemos un grupo único y comentamos las siguientes preguntas:
- Cómo se ha sentido cada integrante de los grupos.
- Ha variado el comportamiento de cada grupo en función del mensaje que han escuchado.
- Cada uno o cada una, según el papel representado, ¿hubieran actuado igual si les hubiera tocado hacer otro
papel?
- Podéis ver alguna situación semejante en vuestra vida cotidiana, por ejemplo, hay gente que está dentro y
otra fuera del círculo.
- Qué conclusiones sacáis.
sigue...
materiales
ida y vuelta
Actividades
cuatro
Derechos Humanos
Este juego puede ser un simulacro de algunos comportamientos humanos. En ocasiones podemos actuar de
forma parecida en nuestra vida cotidiana, así nos podemos hacer algunas de estas preguntas: ¿Respetamos
a las personas de nuestro entorno aunque tengan un color o una lengua diferente? ¿Facilitamos la inclusión
a personas que se sienten excluidas en nuestras reuniones, juegos, etc.? ¿Valoramos la diferencia como un
valor o sentimos temor y reaccionamos ante ella con agresividad?
A veces, podemos tener comportamientos de lobo, sólo porque se nos ha dicho que somos mayoría o que
somos más fuertes. Estamos y nos situamos en la zona de inclusión del círculo.
Otros grupos, por el hecho de estar en una situación de vulnerabilidad, por haber tenido que dejar a sus
familias, su país, de verse en la necesidad de iniciar una nueva vida en un lugar desconocido, se puede
comportar como el grupo de las ovejas y sentir indefensión e inseguridad.
Y por último hay un tercer grupo que se mantiene cerca de la justicia, son personas que les importan los
demás, que están atentas a sus necesidades, qué observan como hay grupos que por sus condiciones vitales
carecen de lo necesario para desarrollarse, para ser feliz. Éstas últimas son personas preocupadas por los
derechos humanos que entienden que el mundo es plural y diverso y que en las diferencias todas y todos
nos podemos encontrar, aprender, disfrutar y enriquecernos.
Observaciones
Se pueden utilizar otros animales para recrear la situación.
un viaje de

cinco
en todo el mundo, especialmente en los países del
Sur. Esta explotación viene motivada principalmente
por la deslocalización de la producción llevada a
cabo por las grandes multinacionales con un solo
objetivo: abaratar los costes de producción.
Luchamos contra cualquier tipo de explotación
infantil, aunque hagamos énfasis en este caso en la
explotación laboral. “No hablamos de niños que
echan una mano en los trabajos domésticos, que
durante los tiempos libres ayudan en los campos o
en las tiendas artesanales de sus padres. Estos
trabajos contribuyen a su formación porque educan
en el sentido de la responsabilidad y hacen aprender
las actividades manuales útiles para la vida.
Lo que se discute es el trabajo en las fábricas, en
las plantaciones, en las minas, y en muchos otros
lugares para enriquecer a los patrones. En otras
palabras, lo que se discute es el trabajo como forma
de explotación de los menores.”
Cada uno de nosotros y nosotras podemos ser, sin
saberlo, responsables de esta situación con nuestras
compras diarias.
28 materialesprimaria Muchas niñas y niños son explotados laboralmente
Explotación infantil
• Conocer diversas situaciones de
explotación infantil, reconociendo que
son realidades más extendidas y más
cercanas de lo que pensamos,
• Empatizar con los niños y niñas de
otros lugares del mundo, conociendo
casos concretos, y desde esa
experiencia, valorar la suerte que
tenemos por nuestra situación (poder
recibir educación, tener servicios
básicos, etc.).
• Asumir un rol activo en la búsqueda
de la solución al problema y sentir
nuestra parte de responsabilidad ante
tales situaciones.
• Conocer alternativas de acción
(colaboración económica,
voluntariado, comunicación directa,
Consumo Responsable y Comercio
Justo, etc.




Los juegos propuestos son:
- Pintura por parejas
- Pasillos imaginarios
- Hacer mensajes con los cuerpos
- Lápiz en la botella


• Séptimo momento: Conclusiones individuales
y grupales.


Este último momento es el que da sentido a todos
los anteriores. Se hayan hecho o no todas las
actividades, es muy importante realizar una puesta
en común de los procesos que se han dado. En ella
se comparte cómo se han sentido, qué les cuesta
y les gusta en los juegos cooperativos, qué en los
competitivos. Desde lo emotivo se van construyendo
conclusiones en relación con los objetivos del tema:
analizando si en los juegos sobraba alguien o era
necesario todo el mundo; si había diferencias por
sexos; si hay juegos de chicos y de chicas; si hay
otras formas de discriminación en los juegos; si las
diferencias han ayudado a hacer los juegos, si han
dificultado, si los resultados son mejores o peores,
si lo son los procesos, qué importancia tiene el
hecho de ganar en los juegos, qué sentimos en el
juego.
Cada persona obtendrá sus propias conclusiones
individuales. Es importante detectarlas, pero no
siempre es útil combatirlas, sino actuar desde el
respeto si se han compartido sinceramente. Además
de las conclusiones personales, se pueden establecer
conclusiones del grupo. Estas sí han de ser acordes
a los objetivos del docente, si fuera preciso puede
justificarse en que también forma parte del grupo.
Sobre estas conclusiones grupales pueden decidirse
las siguientes acciones a realizar: escribir cartas al
director o directora de algún periódico, a alguna
empresa de juguetes o trasladar el debate a las
casas y a las fechas de Navidad.
Un modo de facilitar que salgan las conclusiones
es volver a leer el cuento de “El viaje en tren”. En
este momento final sí conviene que sean los propios
alumnos y alumnas quienes lo tengan y lo lean.
Tras las actividades realizadas podrán establecer
muchas similitudes con los contenidos trabajados
y sacar más “moralejas” y conclusiones.


 
Cuadernos de Seguridad


http://www.cuadernos-seguridad.gov.ar/


La violencia doméstica no cesa
cuando usted se va a trabajar:
http://www.osach.ca/products/resrcdoc/OHSCO_VictimBooklet_Spanish.pdf


¿Cómo ayudar o apoyar a una
compañera de trabajo que lo necesite?


Este momento está en consonancia con el anterior
aunque puede realizarse de forma independiente
o en sustitución del anterior. El taller de juegos
cooperativos permite dar un paso más explícito
sobre y contenidos propuestos, favoreciendo que
puedan abordarse a continuación los objetivos
relacionados con la capacitación para ser criticos
en sus elecciones, atendiendo a valores educativos,
medioambientales y de comercio justo. Una vez
que se ha identificado lo que realmente gusta de
los juegos y que perdura en el tiempo, así como
desvelados y conocidos los mecanismos por los
que la publicidad trata de conforman los deseos
como consumidores de juguetes… se dispone de
más libertad para la elección crítica de los juegos.
(Recordamos así, de nuevo, que no se trata de
imponer juegos al alumnado).
Un modo de enmarcar el taller es por medio de
una puesta en común sobre la importancia de ganar
en los juegos, ¿qué sentimos al ganar?, ¿qué al
perder?, ¿por qué?, ¿podemos ganar todos y todas?,
¿podemos perder todos y todas?... Relacionándolos
con estas emociones reales del alumnado,
proponemos, a modo de ejemplo, los juegos
recogidos en el anexo XII “Jugar en igualdad”. Una
vez más, son muchos los juegos cooperativos que
pueden elegirse en función de las necesidades.

ACTA DE Derechos de la mujer maltratada

Yo tengo derecho a no ser golpeada jamás
Yo tengo el derecho de cambiar la situación
Yo tengo el derecho de vivir libre del temor a ser golpeada
Yo tengo el derecho de requerir y esperar una correcta atención por parte de la policía y los sistemas de atención que necesite
Yo tengo el derecho de compartir mis sentimientos y no ser aislada de familiares, amigos y otras personas
Yo tengo derecho a ser tratada como una persona adulta
Yo tengo derecho a salir de un ambiente de maltrato
Yo tengo derecho a mi privacidad
Yo tengo el derecho de expresar mis propios pensamientos y sentimientos
Yo tengo derecho a desarrollar mis habilidades y talento personal
Yo tengo el derecho de denunciar a mi esposo/compañero golpeador
Yo tengo derecho a no ser perfecta.
Fuente: "Understanding Wife Assault", de D.Sinclair y ha sido tomada del libro "Battered wives and powerless loss: what can counsellors do? de Patricia G.Ball y Elizabeth Wyman en : http://www.redargentina.com/comun/derechoshumanos/violenciacontralamujer/



Acta de Derechos del Hombre maltratado

Tengo derecho a no ser acosado emocionalmente
Tengo derecho a no ser humillado en publico tanto como en privado
Tengo derecho a no soportar una agresividad pasiva
Tengo derecho a no ser aislado de mis amigos y/o de mi familia
Tengo derecho a denunciar malostratos ante las autoridades y esperar comprensión en lugar de burlas y risas
Tengo derecho a mi privacidad
Tengo derecho a perder mi empleo sin ser denostado por ello
Tengo derecho a no ser amenazado con no ver mas a mis hijos si decido separarme de mi esposa
Tengo derecho a no ser siempre el fuerte , valiente , protector y proveedor
Tengo derecho a no ser ridiculizado si expreso sentimientos de dolor y congoja o lloro
Tengo derecho a no ser chantajeado con amenazas de suicidio
Tengo derecho a no ser acusado falsamente de violencia/abusos ante la Justicia
Tengo derecho a no ser depositario de demandas poco realistas
Tengo derecho a no ser culpado por acciones u omisiones de otros
Tengo derecho a no perder mi morada ni a ser desamparado o quedar sumido en la pobreza si decido separarme

Ambas actas fueron publicadas por la Lic. Mariana Merini y Dra. Graciela Glas Para El Rincón Virtual Psi Violencia.
El acta de Derechos del Hombre Maltratado es de exclusiva autoría de ambas profesionales en función de la experiencia, relatos y otras fuentes, que no obstante no aparece asi en ningun lado.




Porque muchas cuestiones tienen su origen indiscutible en el hogar y en los vinculos que se establecen, es que es interesante esta propuesta que si bien abarca una parte de cuestiones mas complejas estan al alcance de cada uno poder llevarlas adelante.



Cómo criar a los niños para que se opongan a la violencia: lo que usted puede hacer

Casi todos los días las noticias cuentan historias sobre niños que cometen actos de violencia, a menudo contra otros niños.
Las investigaciones indican que la conducta violenta o agresiva suele aprenderse a una edad temprana. Sin embargo, los padres, familiares y otras personas que cuidan niños pueden ayudarles a aprender cómo enfrentar sus emociones sin usar la violencia. Los padres y otras personas pueden también tomar medidas para reducir o minimizar la violencia.

Sugerencias para tratar con los niños
Los padres desempeñan un papel valioso para reducir la violencia al criar sus hijos en hogares seguros y llenos de afecto. Aquí presentamos algunas sugerencias que pueden resultar útiles. Es posible que no pueda seguir cada una exactamente, pero hacer todo lo que esté a su alcance supondrá una gran diferencia en las vidas de sus hijos.

Brinde a sus hijos amor y atención constantes
Cada niño necesita una relación fuerte y afectuosa con un padre u otro adulto para sentirse seguro y desarrollar un sentido de confianza. Hay menos probabilidad de que se desarrollen problemas de conducta y delincuencia en niños cuyos padres participan en sus vidas, en especial a una corta edad.
No es fácil demostrarle amor a un niño todo el tiempo. Puede resultar incluso más difícil si usted es joven, no tiene experiencia, su familia es monoparental, o si su hijo está enfermo o tiene necesidades especiales. Si su bebé parece sumamente difícil de cuidar y consolar, analice esto con su pediatra, con otro médico, un psicólogo o un proveedor de salud mental, quienes pueden darle consejos y recomendarle clases para padres en su localidad que enseñan formas positivas de lidiar con las dificultades en la crianza de los hijos.

Asegúrese de que sus hijos sean supervisados
Los niños dependen de sus padres y familiares para recibir aliento, protección y apoyo a medida que aprenden a pensar por sí mismos. Sin la supervisión adecuada, los niños no reciben la orientación que necesitan. Los estudios indican que los niños sin supervisión suelen tener problemas de conducta.
Insista en saber dónde están sus hijos en todo momento y quiénes son sus amigos. Cuando no pueda vigilar a sus hijos, pídale a una persona de confianza que los vigile por usted. Nunca deje a niños solos en la casa, aunque sea un breve período.
Anime a los niños en edad escolar y mayores a participar en actividades extracurriculares supervisadas como equipos deportivos, programas de tutoría o recreación organizada. Inscríbalos en programas comunitarios locales, en especial aquellos dirigidos por adultos cuyos valores usted respeta.

Acompañe a sus hijos a actividades de juego supervisadas y observe cómo se llevan con los demás. Enséñeles a sus hijos cómo responder adecuadamente cuando otros recurren a insultos o amenazas o lidian con el enojo dando golpes. Explíqueles que esas no son conductas adecuadas y anímelos a mantenerse alejados de los niños que se comportan así.

Muestre a sus hijos conductas adecuadas con su ejemplo
Los niños suelen aprender siguiendo un ejemplo. La conducta, valores y actitudes de los padres y hermanos tienen una gran influencia en los niños. Los valores de respeto, honestidad y orgullo de su familia y las tradiciones pueden ser fuentes importantes de fortaleza para los niños, en especial si se enfrentan con presiones negativas de otros niños de su edad, viven en una zona violenta o asisten a una escuela en una zona peligrosa.
La mayoría de los niños actúan agresivamente a veces y pueden golpear a otra persona. Sea firme con sus hijos con respecto a los posibles peligros que implica una conducta violenta. Recuerde también elogiar a sus hijos cuando resuelvan problemas en forma constructiva y sin recurrir a la violencia. Es más probable que los niños repitan las buenas conductas cuando son recompensados con atención y elogios.
Los padres alientan a veces conductas agresivas sin saberlo. Por ejemplo, algunos padres piensan que es bueno para un niño aprender a pelear. Enséñeles a sus hijos que es mejor solucionar las riñas hablando con calma, y no con puñetazos, amenazas o armas. Y más importante aún, no les pegue a sus hijos.

Sea consecuente con las reglas y disciplina
Cuando establezca una regla, aténgase a ella. Los niños necesitan una estructura con expectativas claras para su conducta. Establecer reglas y luego no hacerlas cumplir resulta confuso, esto puede suscitar que los niños se salgan con la suya.
Para establecer las reglas, los padres deben hacer participar a los niños siempre que sea posible. Explíqueles qué espera y cuáles son las consecuencias de no seguir las reglas. Esto los ayudará a aprender a comportarse de un modo que sea beneficioso para ellos y para quienes los rodean.

Mantenga la violencia lejos de su hogar
La violencia en el hogar puede causar miedo y ser dañina para los niños. Los niños necesitan un hogar seguro y lleno de afecto donde no tengan que crecer con miedo. Un niño que ha visto violencia en su hogar no siempre se vuelve violento, pero hay más probabilidad de que trate de resolver los conflictos a través de la violencia.

Procure que su hogar sea un lugar seguro y no violento, y siempre desanime el comportamiento violento entre hermanos. Tenga en cuenta también que las discusiones hostiles y agresivas entre los padres asustan a los niños y les dan un mal ejemplo.

Si hay situaciones de abuso o lesión física o verbal entre personas en su hogar, obtenga ayuda de un psicólogo u otro tipo de proveedor de salud mental. Este profesional lo ayudará a usted y a su familia a entender por qué se produce la violencia doméstica y cómo detenerla.
Procure que sus hijos no vean demasiada violencia en los medios de comunicación
  • Un informe publicado a comienzos de este mes confirmó nuevamente que ver demasiada violencia en televisión, en las películas y en los videojuegos puede tener un efecto negativo en los niños. Usted como padre, puede controlar la cantidad de violencia que sus hijos ven en los medios de comunicación. Estas son algunas ideas:
    Limite el tiempo de ver televisión de 1 a 2 horas por día.
  • Asegúrese de saber qué programas de televisión miran sus hijos, qué películas ven y a qué tipos de videojuegos juegan.
  • Hable con sus hijos sobre la violencia que ven en los programas de televisión, en las películas y en los videojuegos.
  • Ayúdelos a entender cuán doloroso sería en la vida real y las graves consecuencias de las conductas violentas.
  • Analice con ellos maneras de resolver problemas sin recurrir a la violencia.
Ayude a sus hijos a oponerse a la violencia
Apoye a sus hijos a oponerse a la violencia. Enséñeles a responder con palabras firmes pero manteniendo la calma cuando otros insultan, amenazan o golpean a otra persona. Ayúdelos a entender que se necesita más coraje y liderazgo para oponerse a la violencia que para secundarla.
Ayude a sus hijos a aceptar y llevarse bien con otras personas de diversas razas y origen étnico. Enséñeles que criticar a las personas porque son diferentes es algo hiriente y que insultar es inaceptable. Asegúrese de que entiendan que usar palabras para comenzar o alentar la violencia, o aceptar silenciosamente una conducta violenta, es dañino. Advierta a sus hijos que las amenazas y los actos de intimidación pueden derivar en violencia.

Este material se extrajo de un folleto preparado mediante un proyecto de colaboración entre la Asociación Americana de Psicología y la Academia Americana de Pediatría. Pueden solicitarse copias del texto completo dirigiéndose a American Academy, Division of Publications, 141 Northwest Point Blvd, PO Box 927, Elk Grove Village, IL 60009-0927.

Fuente: http://www.apa.org/centrodeapoyo/violencia.aspx

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada